Noticia Isla Tortuga, el refugio de los primeros piratas informaticos

Isla Tortuga, el refugio de los primeros piratas informaticos

Isla Tortuga, el refugio de los primeros piratas informaticos

Hubo un tiempo en que no existían Twitter ni blogs y el único medio de decir al mundo que estabas en Internet eran las páginas web. Entonces, allá por la década de los 90, florecieron muchos servicios que ofrecían alojamiento gratuito de páginas web.

Entre ellos destacó un sitio muy especial: Isla Tortuga, que desde Barcelona ofrecía espacio en Internet a grupos de hacking, phreaking , cracking y virus. Sus capitanes eran los ya legendarios Maki y Angeloso, conocidos piratas de los mares informáticos hispanos.

Isla Tortuga nació en 1996 y, durante dos años, fue el mayor navío de la flota pirata hispana, llegando a dar alojamiento a 68 colectivos punteros del ´underground´ informático, entre ellos a !Hispahack, La Vieja Guardia, RareGaZz, VanHackez, Underhack, Iberhack, Ciberhack, CPNE, 29A o m3K.

Los conocidos piratas informático Angeloso (arriba)y Maki.Delito continuado contra la propiedad intelectual

Isla Tortuga se financiaba con publicidad pornográfica, que la empresa Vesatec ofertaba a sus clientes. Vesatec era propiedad de Angeloso y maki, quienes actuaban de comercial y técnico respectivamente. La joya de la corona era ´Viva el Jamón y el Vino´, con 2.800 visitas diarias en febrero de 1998, según Vesatec. ´Viva el Jamón y el Vino´ fue la primera página que alojó Isla Tortuga. Allí se se ofrecía pornografía (el jamón), aplicaciones o cracks para desproteger programas (el vino) y más adelante programas para romper contraseñas (los ´likores´).

Pero, en mayo de 1997, la joya de la corona se convirtió en la gran desgracia de Isla Tortuga: una orden judicial obligó al cierre del servidor donde se alojaba y la detención de Maki y Angeloso. La causa fue una denuncia de la Business Software Alliance, organización mundial dedicada a proteger los intereses de los principales fabricantes de ´software´, contra la página ´Viva el Jamón y el Vino´ por reproducción y distribución de programas de ordenador, así como tenencia y puesta en circulación de ´cracks´. Las empresas denunciantes eran Autodesk, Lotus, Adobe, Novell y Microsoft

El 27 de mayo, la Unidad de Droga y Crimen Organizados de la Policía Nacional detuvo en Barcelona a M.A.S., de 28 años; E.L.M., de 43 años; J.A.B.R., de 30 años y F.S.M.F., de 29 años. Posteriormente, los dos primeros fueron puestos en libertad. A Maki y Angeloso se les acusaba de ´delito continuado contra la propiedad intelectual por facilitar gratuitamente herramientas para acceder a programas de ordenador y generar números falsos de tarjetas Visa y American Express´. Más tarde, el 2 de julio de 1997, la policía detuvo en Madrid a Fer13, quien se declaró responsable de la página del Vino. Otras personas no implicadas directamente pero vinculadas al ´underground´ fueron también detenidas.

El servidor de Vesatec estuvo fuera de servicio durante una semana. La policía incautó 7 ordenadores, 2 portátiles (Intel DX4 100Mhz), 4 discos duros, 152 CD Rom, 751 disquetes, 1 GSM, 1 monitor de ordenador y 1 talonario de cheques. El material incautado no ha sido aún devuelto, según sus dueños. Angeloso llevó a cabo una amplia campaña de información sobre el caso, nunca vista hasta entonces en la Internet hispana. Esta campaña provocó una corriente de simpatía hacia los acusados, por el tinte de caza de brujas que mostraba y los puntos oscuros que se iban revelando en el caso, básicamente en lo referente a la investigación policial, al ser el informático un terreno muy resbaladizo entonces para las fuerzas de la ley.

En medio del temporal, Angeloso y Maki se pelearon. Angeloso se marchó a Estados Unidos, donde seguía residiendo cuando se celebró el juicio, ocho años después. En junio de 2005, un juez dictaba por fin sentencia. Sería la primera condena en España por difusión de cracks en Internet. F.J.D.G. (Fer13), como creador de ´Viva el Jamón y el Vino´ y ser quien incorporaba los cracks, y F.M. (Maki), como administrador y copropietario de la página, eran condenados a 2 años de prisión, el pago de 6.000 euros en concepto de daños morales a cada compañía denunciante, más una indemnización por daños y perjuicios. Dicha condena no es definitiva y el proceso sigue hoy inconcluso, camino del Tribunal Supremo Español.

Un mes después de la redada, Isla Tortuga volvía a estar en marcha, aprovechando el tirón: gracias a las detenciones había saltado a la fama más allá del ´underground´, tenía muchas visitas que se traducían en publicidad y muchos grupos de hackers que querían alojarse en la Isla. Un texto en mayúsculas recibía al navegante, aludiendo a los hechos pasados: ´Queda muy clarito que aquí no hacemos nada ilegal, ni inmoral, sólo tocamos las narices de aquellos que mandan y que les fastidia un montón no poder mandar en Internet (...). Es posible que esta página pueda desaparecer misteriosamente, no creais que nos rajaremos ni ninguna cosa de esa, será porque algún ´poderoso´ habrá movido algún hilo (...) pero tardaremos poco en encontrar otro cable (...) y encima nosotros quedaremos como mártires, jejeje´.

Pero la alegría duró poco. Un año después, en diciembre de 1998, una esquela daba la bienvenida a los visitantes de Isla Tortuga: ´Página cerrada temporalmente. Por razones técnicas (no tenemos pasta para pagar el ancho de banda) esta página permanecerá cerrada una temporada´. Los anunciantes habían retirado la publicidad por falta de visitas y Servitec (Servicios Avanzados en Internet SL), la empresa que había sustituido a Vesatec, estaba al borde de la quiebra, sin poder pagar los 3.000 dólares mensuales que costaba el servidor, con el socio capitalista desaparecido del mapa. En agosto de 1999 Servitec anunciaba que cerraba.

Fuente: El mundo 



Segna Solutions 2014